Unidas por el Pecado (microrrelato)

Antes de conocer Anier, Milagros tomaba precauciones. Luego de confesar sus  necesidades, se hicieron inseparables. Seguidas por miradas furtivas de algunos transeúntes las figuras delgadas de Milagros y Anier pasaron más de una tarde en el

café de la esquina, saciando allí sus apetitos. Aunque yo las presenté no me siento responsable de ese pecado: Llegado enero sus figuras están regordetas.


Participa en:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Historia Hominum

Todo sobre el recorrido del hombre en la Historia, Política y Cultura.

El Blog de los 4 Gatos

El tema recurrente es Cuba, con respeto y sin troles. You are what you write.

Últimas Noticias

Información útil, cercana y local de Venezuela

laacantha

Por fin he encontrado el sitio para esconder mi diario

ore de drum

impresii de călătorie, artă, cultură, spiritualitate, gastronomie, vinuri

El Peregrino de Casiopea

Relatos breves, lecturas rápidas.

cuentos del calamar lunar

Algunos cuentos y poemas, que navegan las noches de luna llena, por su cara oculta, y deja caer sobre las nubes, el calamar que habita el único mar lunar. Cuentos y poemas recolectados, entre los vaporosos desgarros de esas mismas nubes.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: