A propósito de: Brooklyn Nine-Nine (serie TV)

Con la excusa de presentarnos situaciones graciosas de un grupo de detectives, sus creadores Daniel J. Goor y Michael Schur, aprovechan para realizar severas críticas sobre el absurdo «de ser los buenos» y de paso se burla de los clichés del género, raza y demás lugares comunes.

A propósito de: Recuerdos de la Alhambra (serie, una temporada)

Una cosa lleva a la otra y luego de Million yen women vino el siguiente enganche, pero esta vez desde Corea. Recuerdos de la Alhambra, (함브라 궁전의 추억 , 2018) serie de una temporada con dieciséis capítulos. Dirigida por Ahn Gil Ho

A propósito de Prison Break (Serie)

A propósito de Prison Break
La interpretación de los símbolos es universal y tienen un significado por todos compartidos, pero no dejan de estar a la orden de la libre interpretación en las mentes creativas de cada quien. Por esta razón voy hablar de la experiencia que tuve cuando vi la serie Prison Break, me voy a referir a la simbología que sorpresivamente y de forma clandestina se fue colando en el desarrollo de los personajes. Me refiero a la simbología cristiana en la lucha del bien contra el mal que vi representada en el personaje principal y luego, por extensión en los otros personajes sin que esto interfiriera o me alejara en el desarrollo de la trama, ni reste ese aire dramático de suspenso, acción, y aventura, y mucho menos la convirtiera en una serie de carácter moralista (hasta la 3ra temporada, ya que luego pierde el rumbo, según mi punto de vista, claro)

La intención de los creadores no fue hacer algún tipo de alusión a la representación que yo veo tan clara, por lo menos no consta en ninguna de mis búsquedas en internet. Pero haciendo un ejercicio de abstracción se pueden trazar líneas que las emparentan con esta simbología católica y que les da una connotación más profunda a sus personajes.

No pude dejar de ver en el desarrollo de Michael Scofield la justicia de un arcángel, la del Arcángel Miguel. Sin ánimos de ofender, este personaje mundano hizo que me reconciliara con esos símbolos que desde siempre me han acompañado y que han representado en algunas ocasiones, una incógnita. Logré identificar, sin buscarlo, muchos de ellos en el transcurso de la historia de forma más clara y evidente que en otras series o películas que los utilizan de forma explícita y que, en algunos casos, han hecho que los cuestione. De allí que en los tatuajes de Michael se me antojó considerarlos como símbolos de algún estigma, ya que son el medio para lograr la liberación del hermano. Aunque, según la iconografía cristiana, estas heridas son similares a las infligidas sobre Jesús de Nazaret durante su crucifixión, van precedidas y acompañadas de tormentos físicos y morales y suelen aparecer en las manos, pies y costado izquierdo y a veces también en la cabeza y en las espaldas, lo que recuerda la coronación de espinas y la flagelación de Jesús de Nazaret, apareciendo  de forma espontánea en el cuerpo de algunas personas casi siempre místicas extáticas cristianas, estos son elementos que perturban y son liberadores para aquellos que los poseen. En el caso de Michael son motivos de interrogantes para sus compañeros de celda y representan el camino a seguir para la liberación, de allí que vea esa similitud.

El arcángel Miguel es, ante todo, el enemigo de Satanás. Michael comienza su aventura para defender a su hermano sin un enemigo identificable, simplemente su misión era de rescate pero, a medida que desarrolla a su personaje se convierte, ante todo,  en el enemigo de la «injusticia en general» representada en este caso en la figura de la «Compañía». También es el ángel de la muerte ya que se dice que le ofrece a las almas la oportunidad de redimirse antes de morir. Aquí  vuelvo a ver la similitud, simbólica de Michael con el Arcángel: cómo al enfrentarse a Theodore «T-Bag» Bagwell, le da la oportunidad de redimirse y al ver que él no se ha redimido lo ejecuta. En la serie hay más elementos al margen del protagonista. Cada historia de  los personajes que lo acompañan es un camino para redimirse, la de Brad Bellick es la más mística y evidente. 

La tercera labor del Arcángel Miguel es la de pesar las almas en una balanza perfecta en el día del Juicio Final, aquí observo a Michael estudiando los valores de los integrantes del grupo para escapar de la prisión, que lo hace sopesando sus propios intereses y los valores morales de sus acompañantes. El Arcángel es también el guardián de la Iglesia universal y Michael se convierte en el guardián de sus compañeros aun estando estos en libertad. Michael se sacrificó en aras de otros, logrando con su supuesta muerte la supervivencia y trascendencia.

Estos símbolos tras llevarlos más allá de sus orígenes y de la intención de los creadores, pueden ser sacados de su ámbito y servir para tejer historias de las que valerse (conscientes o no).