El traje (relato corto)

Entra a su casa y las acostumbras letanías dan la bienvenida. Al igual que cada noche repiten sus cargas de frustraciones, fracasos y culpas. Como autómata continúa con pasos intermitentes por el pasillo, busca un lugar solitario en donde pueda evadir las voces que colman el espacio con infinitos reclamos absurdos. Piensa «debo llegar alSigue leyendo «El traje (relato corto)»

Mi marido llamó (microrrelato)

El tono amable de su voz dice que vendrá con algún amigo por lo que añado más agua al caldo, aunque quede soso. Confío que esté consciente de que servir más de tres platos de comida sería demasiado. Abrí la puerta y como una avalancha se instalaron en el salón.

Infranqueable (microrrelato)

Tus pasos esquivaban mis palabras que se caían como flechas lanzadas al vacío.  Fue esa que lancé cargada de fuego, con la intención de dar en el punto vital, la que intentaste  interceptar con el escudo de tu indiferencia pero, aun así  lo atravesó. Huiste dejando tus huellas en el camino de hierbas que nacían en el terreno, rompiendo las piedras que impedían tu entrada a la Caverna de las Ascuas. No pude seguirte porque no conocía ese mundo, me asustaba su mar de lava. Contemplando ese puente para mí peligroso, infranqueable, te dije adiós para siempre.
*** Participa en Escribir jugando (octubre) en el El Blog de Lídia