La sonrisa de Guillermo Agrimony (microrrelato)

Nadie recuerda las facciones, ni el color de los ojos de Guillermo Agrimony, pero sí su cálida y amplia sonrisa que parece no abandonarlo. Con la alegría que perciben de él, se sentó frente a la tarotista: «Del Olimpo te envían la energía del agua para calmar el ardor de tu rostro»