La sonrisa de Guillermo Agrimony (microrrelato)

Nadie recuerda las facciones, ni el color de los ojos de Guillermo Agrimony, pero sí su cálida y amplia sonrisa que parece no abandonarlo. Con la alegría que perciben de él, se sentó frente a la tarotista: «Del Olimpo te envían la energía del agua para calmar el ardor de tu rostro»

Sigue leyendo “La sonrisa de Guillermo Agrimony (microrrelato)”

Clac… clac… clac… Raaaaaacc (microrrelato)

Camina por la casa, se tropieza con muebles, se golpea con paredes. A lo lejos escucha el teclado de una antigua máquina de escribir: clac, clac, clac… Y el rodillo al pasar a otra línea: raaaaaacc.

Sigue leyendo “Clac… clac… clac… Raaaaaacc (microrrelato)”

Una cerca espinosa (microrrelato)

Enero, 1868. DeKalb, Illinois: Michael Kelly le pide a Floral que proteja la rosa que nació de extraña forma en la nieve. Para ello le dice: «Usa la cerca espinosa que inventé»

Sigue leyendo “Una cerca espinosa (microrrelato)”

Las vendas de sus ojos (microrrelato)

Las palabras de Kant le ayudaron a quitarse las vendas de sus ojos y como un imán la realidad inexorable lo atrajo a la realidad.

Sigue leyendo “Las vendas de sus ojos (microrrelato)”

El paisaje que siempre quise visitar (microrrelato)

Aún llovía, de repente la bombilla estalló, subí muy alto para cambiarla. Desde allí divisé, sentado al lado de mi cama, a un ser extraño que fijó su mirada en mis ojos.

Sigue leyendo “El paisaje que siempre quise visitar (microrrelato)”

Marineros a la fuerza (microrrelato)

Reclutados, compartimos ser marineros a la fuerza: comida nauseabunda, castigos con manos de hierro. Cuando mataron a los insubordinados, tomamos el barco, huimos al Caribe, robamos tesoros. Compartimos el botín en nuestro refugio, el Palacio de las Mareas.

Sigue leyendo “Marineros a la fuerza (microrrelato)”

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: