Detectives dispuestos a todo: L Lawliet, Death Note (2006 serie)

Hay profesiones que se convierten en la vida entera de una persona. Solemos pensar que por lo general son los artistas a los que les cuesta separar su trabajo de la llamada vida personal. Pero si la pasión de tu vida coincide con la profesión, tu vida será tu trabajo y viceversa. En la ficción los detectives suelen ser los que llevan la batuta en ser incapaces de decir ¡basta! cerrar la oficina, así sea por media hora para disfrutar del paisaje.

La novela negra, nos tiene acostumbrados a personajes principales de detectives, investigadores o policías irónicos, mal humorados, solitarios y muy inteligentes, capaces de dar la vida por resolver un caso. La tendencia que empezó en 1950 ha colmado la literatura y la pantalla explotando todas las posibilidades del detective como personaje principal:

Imagen: momoko.es

Excentricidades, torpeza social, dureza de carácter, código moral personal y fuerte que lo hace capaz de mezclarse con el hampa y la corrupción de todos los estratos sociales, inteligencia prodigiosa de gran capacidad deductiva, una profunda desconfianza hacia los otros y la autoridad que rebela su sentido de la justicia sobre el de la legalidad.

Pero la línea de eso que se llama justicia está quedando tan delgada como quedó la legalidad en la mente de algunos de estos detectives, investigadores o policías dispuestos a saltarse las normas para resolver sus casos y atrapar a los «malos»

Detectives dispuestos a todo surge por un post sobre Trese, la serie de Netflix de este año que tiene unos planos de colores muy bien logrados y una protagonistas un poco matona, publicado por Mundo Ocio. Coincidimos en que su forma poco ortodoxa ya da un paso más en lo que un detective rebelde y apasionado con su trabajo puede hacer para lograr sus objetivos y fue cuando Juan José, (@Juanjosf1988) autor del post en cuestión, propuso se midiera con otros detectives. Fue así que surgió esta especie de colaboración.

Centrados en los detectives de las historias Mundo Ocio hablará de la detective Alexandra Trese, una de las pocas mujeres del género y este post estará dedicado a L Lawliet (mejor conocido como L, en la serie Death Note)

Ambos cumplen con los requisitos clásicos de un detective/investigador, pero evidencian lo delgado de la línea de lo que se considera justo (que será lo que ellos determinen que sea), la legalidad queda en segundo lugar.

Ambos velan por un equilibrio en el mundo en el que habitan, están muy conscientes de su papel y de las existencias de sus antagonistas. Tienen poder para ejercer su autoridad de salvadores y guardianes del orden. Ahora bien, vamos adentrarnos en el contexto de L Lawliet.

Death Note

Para los que no la conozcan Death Note es una serie de TV policíaca basada en el manga de Takeshi Obata y Tsugumi Ôba del mismo nombre. Consta de una temporada (37 episodios) La historia gira en torno a un cuaderno con una portada de color negro y una inscripción: Death Note. Este cuaderno tiene el poder de matar a cualquier persona con tan solo escribir su nombre y apellido en él… siempre que el portador visualice mentalmente la cara de quien quiere asesinar.

En la reseña de Netflix leemos: «Un estudiante de secundaria japonés se encuentra un bloc de notas místico y descubre que tiene el poder de matar a todo aquel cuyo nombre escriba en él»

La idea de tener ese cuaderno y el poder que implica es tentadora, pero no se consigue así como así. Son propiedad de los Shinigami (死神, Dioses de la muerte) que provocan la muerte de los humanos a través de un Death Note. Ryuk es el primero que aparece en la historia, por aburrimiento y un poco de rebeldía hacia el estilo de vida de los Shinigami decide lanzar su Death Note al mundo humano para ver quién la toma. Es Light Yagami, de 17 años de edad, quien lo encuentra.

La inteligencia y su narcisismo, unido al fuerte sentido de la justicia, hacen que Light Yagami (hijo de Soichiro Yagami, oficial de policía) confirme su creencia de ser el elegido. Antes de encontrar el cuaderno y conocer al Shinigami ya consideraba podrida a la sociedad y deseaba conseguir un medio por el cual poder purgarla de todos los males. Al encontrar el Death Note que le permite matar de forma anónima, encuentra su verdadero propósito en la vida. Decide usarlo para despejar a la sociedad de los seres malvados, los que están condenados a muerte o aquellos asesinos, ladrones, violadores, etc. que la ley por alguna razón dejó en libertad. En él también priva su sentido de la justicia sobre la legalidad, pero se convierte en un asesino. El personaje es perfectamente bilingüe, se muestra desde el minuto uno de la serie, por lo que se da a conocer como Kira que es la adaptación fonética al japonés de la palabra Killer. Como Kira creará un nuevo mundo donde él será el dios. Light Yagami desarrolla a Kira desde los 18 años de edad hasta el desenlace de la historia, cuando ya tiene 23 años.

Imagen: www.hobbyconsolas.com

Light Yagami es un poco como Dexter, con su código moral que solo elimina a los «malos» absueltos por la burocracia, por vacíos o por la corrupción de la legalidad, pero pronto se ve en la necesidad de eliminar también a todos aquellos que se oponen a él. La sociedad, aunque lo admira en secreto, lo rechaza en público ya que es catalogado por los agentes de la ley como un asesino en serie. Soichiro Yagami, el padre de Light Yagami, conduce inicialmente al equipo de la investigación de estos asesinatos y más adelante estará a la órdenes de L quien liderará lo que se llama el «caso Kira». Los planes de Light/ Kira se ven truncados con la aparición de L.

L Lawliet

L Lawliet (mejor conocido como L) es el mejor detective privado y más famoso del mundo que ha resuelto, desde el anonimato, casos extremadamente difíciles a nivel internacional. Es reconocido por todos como el máximo representante de la ley y la justicia ya que él dice ser un estricto creyente de ellas. Nadie conoce su rostro y utiliza muchos nombres para ocultar su verdadera personalidad, de allí que se dé a conocer como L. A lo largo de la serie acaba presentándose ante otros personajes, mostrando por primera vez su rostro y su extraña personalidad, pero no revela su verdadero nombre.

Personaje complejo, caprichoso, déspota, competitivo con actitudes de un niño/adolescente consentido que suele salirse con la suya. Para lograr su objetivo no repara en utilizar cualquier medio. Capaz de mentir sin reparo, engañar como un psicópata y no duda en utilizar una vida que considere gastada, como la de un delincuente sentenciado a morir.

Por lo tanto sus métodos se pueden poner en duda, pero al estar del lado de la ley no se cuestionan. Todos le temen, lo admiran, le profesan una ciega obediencia que raya en lo absurdo si vemos a los otros personajes: adultos con objetivos e ideas claras. Es curioso y me llama mucho la atención que todas las relaciones de la serie se basan en la obediencia ciega.

L dirige todas las operaciones y tratos personales oculto en diversos lugares y siempre realiza sus trabajos a través de medios electrónicos, ya que posee la más alta tecnología y también, al parecer, sus recursos son ilimitados. Interactúa con las autoridades mundiales mediante su fiel tutor, Watari. ¿Algún parecido con el caballero oscuro y Albert, su fiel mayordomo?

Imagen: latam.ign.com

La historia está cargada de tensión, emoción, con ilustraciones que hipnotizan por su simplicidad y belleza y con juegos dialécticos entre Kira y L Lawliet. Dos mentes brillantes que buscan establecer la línea entre los mundos del crimen y de la ley. Podríamos pensar que Light y L Lawliet son personajes antagónicos, sin embargo uno de los enfoques que hacen fascinante a esta serie es que ambos son idénticos, no opuestos sino iguales desde perspectivas encontradas. La misma personalidad vista desde el polo opuesto, en todos los sentidos tanto en sus profesiones (villano/agente del orden) como en sus personalidades (Kira apariencia ordenada y socialmente hábil/L Lawliet desaliñado y carente de habilidades sociales) Light se comporta como una persona adulta desde el inicio y L Lawliet (25 años) es un eterno niño/adolescente.

Pero ambos tiene la misma naturaleza competitiva y despiadada, la indiferencia por el otro es disfrazada de códigos y en nombre de la justicia afianzan su poder. Confunden con sus diferencias superficiales, pero los personajes se reconocen como iguales. Por eso es tan interesante su lucha. Se convierten en espejo el uno del otro. A mi manera de ver y que me perdonen los muy fans, son el mismo personaje. Hasta los dibujos de sus facciones son las mismas y en algunas escenas que ambos rostros aparecen en primer plano se pueden ver las semejanzas. De hecho un punto de interés en la trama es cuando Light toma posesión del mando y se presenta al mundo como «el Segundo L» y al mismo tiempo sigue actuando como Kira.

Sobre la serie en general

También existen otros personajes fascinantes, no solo por sus diálogos, por lo que representan, sino también porque sus imágenes son hermosas, potentes llenas de detalles, expresiones y extrañas perspectivas. Me refiero a los Shinigami (dioses o seres sobrenaturales que invitan a los humanos a la muerte) y son parte esencial de la obra, su presencia ayuda a crear una magia llena de misterio. Los que aparecen en la tierra también están en el grupo de los «desobedientes», como Ryuk que lanza el Death Note a la tierra porque está aburrido en el mundo de los Shinigami. Al principio no le importa nada que esté relacionado con los humanos, pero luego empieza a interesarse gracias a la actitud de Light.

Ryuk no toma partido en las acciones de Light, no juzga ni le dice si lo que hace está bien o mal. Se limita a disfrutar de la acción, a comer manzanas y lo ayuda solo cuando él también se ve afectado. El otro Shinigami «desobediente» es Rem quien llega a la tierra por un gesto de amor.

A mi manera de ver, la serie dirigida por Tetsurō Araki resalta la obediencia ciega y el sentido de la llamada responsabilidad raya en la sumisión. Kira y L Lawliet son los amos en disputa y los demás se comportan como esclavos serviles con una fuerte determinación a la hora de cumplir lo que decidieron era su «destino» Aparte están las actitudes de los personajes femeninos, que además de serviles resultan estereotipos de mujeres/niñas/ bonitas, pero tontas que se comportan con una supuesta «ingenuidad» propia de un ser con problemas para ver la realidad. Se muestran como símbolos sexuales y sus dibujos recuerdan a imágenes de una pornografía light (si es que esto existe) Creo que son perfectos ejemplos de mujeres sumisas, fáciles de manejar, seres eufóricos que cambian de rumbo en cuanto un personaje masculino, sin ninguna explicación, les da una orden porque su único objetivo es obedecer, sin embargo a los personajes masculinos se les explica la orden y ellos tienen la oportunidad de decidir bando. En cuanto a la obediencia, Light en su papel de niño prodigio aparenta cumplir con ese rol y encuentra en Kira el desahogo de su verdadera personalidad. Ryuk es otro de los que se niega a seguir la obediencia ciega, a ser servil. El resto de los personajes, aunque están muy bien desarrollados, tan solo son un marco de referencia para la acción que se centra en resolver el caso Kira.

El tema de la obediencia ciega no es nuevo. Se elegirá y obedecerá al que parezca más justo. Ya lo decía Maquiavelo

En el principio del mundo, siendo los pobladores contados, vivieron dispersos como animales. Después, al multiplicarse las generaciones y a fin de defenderse mejor, buscaron entre ellos al más robusto y esforzado, le hicieron jefe y le obedecieron. De aquí provino el conocimiento de lo bueno y lo honesto y su distinción de lo malo y lo depravado. Observando que si uno dañaba a su benefactor aparecían el aborrecimiento y la compasión entre los hombres, reprochando a los ingratos y honrando a los agradecidos y aún pensando en que ellos mismo podían recibir idénticas injurias, le obligaron a dar leyes y a ordenar el castigo a quien las quebrantara. De esta forma se tuvo la noción de justicia. Después, en caso de elegir príncipe, no buscaron al más vigoroso, sino al más prudente y justo.
N. Maquiavelo: Discursos sobre la primera década de Tito Livio . (1531)1​

La lucha de Kira y L Lawliet se centra en determinar cuál sentido de la justicia prevalece. A quién perciben los seguidores como justo. Aunque no hay una lección moralista ni se profundiza en el concepto de justicia, las fronteras entre el bien y del mal se rompen.

Como dato curioso en enero de 2007, Oricon realizó una encuesta sobre el mejor personaje de manga y anime. El personaje más aclamado por el público en la encuesta fue L Lawliet. Ocupó el primer lugar en la encuesta realizada para las mujeres y el segundo lugar en la encuesta de los hombres. Prueba de que la personalidad pesa más que el físico.


Publicado por rosaboschetti

Relatos, historias, ilustraciones… y flexiones sobre arte

4 comentarios sobre “Detectives dispuestos a todo: L Lawliet, Death Note (2006 serie)

  1. Gran artículo sobre un anti héroe detective que cuando le interesa, se suena la nariz con la Convención de Ginebra. Un punto positivo de Death Note es también el ver cómo tanto el detective como su antagonista se relaciona con sus subalternos. Gracias por la colaboración Rosa 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder a rosaboschetti Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: