Microrrelato sobre una mujer, un toro, una multitud

En la piel del animal

Se vistió muy alegre y entusiasmada. Era la primera vez que iba a ese pueblo, a esa fiesta. Cuando llegó el ambiente estaba eufórico y excitado, pronto se contagió y comenzó a correr también. Tardó un rato en darse cuenta que había un pequeño grupo que corría detrás suyo, que era a ella a quien perseguían. Aceleró sus pasos todo lo que pudo, corrió con todas sus fuerzas. Era el animal a perseguir, igual que al toro lograron alcanzarla.


2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .