Mitos y leyendas: Gatas Carey

Gata carey con colores muy marcados por el azul, hermosos ojos verdes. Está acostada y al fondo está el sol.

A Romina el verano no le sienta bien, se deprime, adelgaza, no quiere salir. El sol le molesta a tal extremo de ponerse de mal humor. En las mañanas mira al cielo deseosa que no aparezca. Al verla en esa actitud recordé una vieja leyenda y se la conté deseosa que pasara esos días de calor con mejor disposición.  

Orígenes de una carey

En un tiempo remoto y un lugar impreciso vive Carey. Lo que más le gusta es correr por el monte. «Maú dice que es peligroso, pero ¿Qué sabe ella de revolcarse en el suelo y hablar con el Sol?» Pensaba para sí misma.

Su corta edad no le impide tener una vida placentera llena de aventuras que incluyen salidas a hurtadillas también en la noche. Con su color negro intenso se camufla en los matorrales a la espera que los rayos del sol lleguen con la madrugada y así perseguirlos, sin lograr apresarlos. La cacería se interrumpe al escuchar con desdén su nombre repetido una y otra vez: ¡Carey! hora del desayuno! «Si tanto le preocupa que coma, que me venga a buscar» piensa en silencio antes de revolcarse en la tierra en espera de ser atrapada por las manos de Maú, quien la llena de mimos hasta dejarla cerca de su plato.

Después de desayunar llegó su hora de dormir. Acomodada en el salón reorganiza algunas cosas que ruedan por el suelo. Con paciencia Maú las recoge. Carey ronronea, cierra los ojos, pero las voces humanas la molestan y aunque no le interesa, escucha algunas palabras:

—Estamos cansados de pedirle a las autoridades que limpien ese terreno…

—Nos toca a nosotros… pero nos llevará mucho tiempo…

Carey deseó que se fueran, movió sus últimas vértebras como un látigo hasta lanzar otro objeto en señal de protesta. Maú la miró y comenzó a caminar hacia el patio, los otros humanos se fueron con ella.

—El pueblo y los alrededores están igual, no podremos limpiarlo… es imposible… absurdo…

—Es cierto, eso lo deben hacer ellos…

—Para nosotros es un peligro…

Las voces se alejaron del salón y Carey continuó en el disfrute de su sueño matutino. Después de un largo rato se levantó, dejó el salón desordenado, fue a comer, tomó agua y salió. Los humanos permanecían con su charla, sus voces se perdían a medida que avanzaba por el terreno y no se detuvo hasta que dejó de escucharlas.   

Al rato de estar con sus juegos, sintió un calor sofocante, asustada llamó a Maú. El sol que todo lo ve, divisó el incendio feroz que la cercaba, utilizó sus rayos para despejar el camino y le permitió escapar. Carey corrió hasta la casa, con gritos desesperados llamó a Maú, la buscó, pero nadie respondió. Al tratar salir del lugar, las paredes calcinadas cayeron y el humo le impidió respirar. De nuevo el sol la orientó, le señaló un hueco lleno de escombros al que le lanzó varios rayos de luz azul turquesa que regularon el aire. Lo hicieron fresco y seguro. Con estos rayos protegió sus ojos frente al exceso de luz del fuego. Cansada Carey pareció dormir.

Pasó un tiempo y otro rayo dorado, muy potente, apareció para iluminar su escondite y mostrar parte de su cuerpo. Ella lo percibió como una caricia sutil, escuchó unos pasos, estaba débil, no emitió ningún sonido. El sol utilizó diferentes rayos dorados para iluminar con más fuerza su hueco, la mostró por completo. Tras esos pasos aparecieron unas manos que la rescataron. Maú la cargó, repetía su nombre «Carey… Carey…» y acariciaba su cuerpo hasta que Carey respondió muy suave «¿Maú?»

Ojo verde de cata garey

La lucha por su vida entre el fuego y el sol dejaron huellas en su cuerpo, quedaron restos de ambos atrapados en su piel.

Al quitar las cenizas de su pelos, Maú quedó asombrada con esos nuevos colores, sobre el negro, había blancos, naranjas, cremas, grises, azules… y una mancha alargada de tonos rojizos en la frente, como una llama que el fuego vengativo le imprimiera. No comprendió cómo Carey había cambiado de esa forma.

«No cabe duda que el tiempo caluroso, el terreno formado por un monte bajo de encina y matorral fueron determinantes» Eso era lo que repetían los humanos mientras Carey se recuperaba en los brazos de Maú.

Al poco tiempo Maú entendió que el cambio de colores era definitivo, que la experiencia moldeó su temperamento y que la llenó de sabiduría. Así que contó esa transformación a sus vecinos.

Por el pueblo se repite la historia como eco, a tal punto, que pronto comenzaron a llegar viajeros de otros sitios para verla, pero Maú la escondió. Ella conocía la naturaleza humana y temía que pudieran usar a Carey para propósitos inconfesables. Muchos fueron a verla, pero pocos la miraron. Así nació una leyenda rodeada de misterio y magia. Su historia se expandió por diferentes territorios, se contó en todos los tiempos. Maú y Carey murieron, pero el Sol juró que mientras existiese seguiría como el máximo aliado y protector de todas las Carey.  


Romina escuchó la historia atenta y se animó a salir al patio, parece que reconoció en el sol a un amigo.

Romina y su muñeco naranja. Una gata con carácter que llegó a mi vida para organizar mi horario y regalarme amorosos ronroneos.

12 comentarios sobre “Mitos y leyendas: Gatas Carey

    1. La vida de los gatos siempre ha estado llena de leyendas, creencias populares y mitos. Quizás sea por su carácter e independencia. En el caso de este mito, sobre las gatas Carey, lo mezclé con la noticia del terrible incendio en las Islas Canarias, pensando en la cantidad de animalitos que sufren estas tragedias y tratando de darle un final feliz. En cuanto a Romina creo que el cuento funcionó, terminó de pasar mejor el verano. Un abrazo 🐾

      Le gusta a 1 persona

Responder a rosaboschetti Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .