Unidas por el Pecado (microrrelato)

Antes de conocer Anier, Milagros tomaba precauciones. Luego de confesar sus  necesidades, se hicieron inseparables. Seguidas por miradas furtivas de algunos transeúntes las figuras delgadas de Milagros y Anier pasaron más de una tarde en el

café de la esquina, saciando allí sus apetitos. Aunque yo las presenté no me siento responsable de ese pecado: Llegado enero sus figuras están regordetas.


Participa en Reto 5 líneas Enero: Antes, pecado, aunque


Publicado por rosaboschetti

Relatos, historias, ilustraciones… y flexiones sobre arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: