Mitos y leyendas: las mariposas negras (relato corto)

Esa noche un numeroso grupo de personas se reunieron en la plaza mayor para ver el tan esperado eclipse lunar. Los temerosos se quedaron en sus casas a la espera de las consecuencias de ese fenómeno, considerado como un mal augurio.

Cerraron puertas, ventanas, corrieron las cortinas, hasta hubo quien encendió inciensos mientras recitaba oraciones en lenguas desconocidas, mientras la sombra que oculta por segundos a la luna comienza a desplazarse sigilosa, se dirige a la plaza donde ajenos a este hecho, otras personas aun comentan sobre lo que acaban de presenciar. A medida que la sombra se acerca se pueden identificar incontables mariposas negras que vuelan hacia ellos.

—Son las almas de los muertos —grita alguien y temeroso de que los espíritus lo escuchen, oculta sus labios con las manos para susurrar: —Es el demonio, ha devorado las estrellas durante el eclipse. — Luego, caminan cautelosos para buscar refugio.

Estas palabras se difuminan muy rápido. Entre susurro y susurro algunos entran apresurados en sus casas, en los templos, solo los incrédulos se quedan en la plaza para contemplarlas. Uno de ellos comenta en voz alta:

—En el vuelo las mariposas ajustan sus alas de manera perfecta, con armonía.

—Eso mejora el rendimiento del vuelo.

—Unen sus alas para reposar. 

Y así, luego de una larga observación, de compartir ideas y comentarios entre los varios que aún estaban allí, se dispersan. Caminan hacia sus hogares.

Los temerosos que se quedaron en sus casas siguen atentos a lo que ocurre en la plaza. Han movido con precaución las cortinas para crear una línea y poder vigilar desde las rendijas de las ventanas, otros usan las mirillas de las puertas. Al darse cuenta de que los que están en la calle se movilizan hacia las casas, llaman a los que están refugiados en los templos y les piden que usen los altavoces para alertar a la población. Les dicen que no los dejen entrar, que esas mariposas traen una maldición oculta, que les cierren el paso. Al poco tiempo se escuchan los mensajes:

«¡Alerta! No los pueden dejar entrar, son brujas, hechiceros oscuros que asumen apariencia humana para no ser reconocidos. Quieren entrar a las casas y alimentarse de lo que allí encuentren. No los pueden dejar entrar»

«¡Alerta! No los pueden dejar entrar. Están poseídos por el mal, buscan un lugar para pasar la eternidad. No los pueden dejar entrar»

Los incrédulos al no encontrar dónde refugiarse y estar rodeados de mariposas negras multiplicadas por la oscuridad de la noche, no ven con claridad, caminan desorientados, menos uno de ellos que se detiene fascinado porque una mariposa se posa en su mano. Comienza a detallar la líneas de sus alas, distingue un dibujo que parecen ojos y en ellos intuye el alma de un familiar que falleció hace mucho, la única persona en la tierra que lo había reconocido como una persona inteligente, que lo cuidó y amó de verdad desde que nació y al único humano que aún amaba con toda sinceridad. Comprende que viene a protegerlo, entonces camina. Sigue el vuelo de la mariposa mientras traduce lo que ella le dice con su aletear. Lo hace en voz alta para que los demás, que están distantes, lo escuchen:

—¡Vienen ayudar! ¡Para que nos podamos ver a nosotros mismos y orientarnos en la oscuridad de nuestra existencia!

Estas palabras calman los ánimos de quienes insisten en entrar en algún lugar y cada quien encuentra una mariposa a la que seguir. Los que estaban refugiados también escuchan y observan desde sus mirillas aquellas alas con ojos. Otros, curiosos, dejaron sus inciensos.

No se supo cuánto camino recorrieron, ni cuántas personas se fueron detrás de las mariposas, pero una vez que pasó el incidente, el pueblo quedó desolado.


Publicado por rosaboschetti

Relatos, historias, ilustraciones… y flexiones sobre arte

8 comentarios sobre “Mitos y leyendas: las mariposas negras (relato corto)

    1. Oh Leslie, que lástima ojalá y pronto seas adoptado por uno (y tu puedas recibirlo claro) ahora en invierno vendría bien esa estufa peludita jejejeje: Gracias por pasarte y comentar 🐾

      Me gusta

  1. Las supersticiones son la base de mucha culturas por eso a veces, parece que, se escapan a la realidad. Esas mariposas en concreto en azul, de pequeña estaba obsesionada con saber más de ellas pero ya no me acuerdo de la información. Por otra parte, es cierto que el color negro siempre está asociado a los malos augurios. Así, la muerte, la mala suerte y los años de mal , el demonio a lo les denominan en el relato así cómo tamibién , el mal de ojo… etc siemrpe serán estigmas para con el genero que engloba a la comunidad negra. No me ha emocionado especialmente pero si que está bien redactado y se hace entendible. Buen trabajo. Un saludo! (No soy superticiosa y tu?!)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: