Calor, mucho calor (Relato corto)

Con los ojos entre abiertos logro ver algo, que en mi imaginación se asemeja a la copa de un árbol lejano. Sus escuálidas hojas marchitas permanecen estáticas, aunque resplandecen ante la implacable luz del sol. De vez en vez cierro los ojos y al abrirlos de nuevo retomo la contemplación de esas ramas. Es lo único que puedo observar desde mi naufragio. Presiento que esto es el presagio de un desastre.

Continúa leyendo «Calor, mucho calor (Relato corto)»

A propósito de: The Babadook, película 2014

A Babadook no hay que dejarlo entrar o ya no habrá nada que hacer, cuando llegue lo sabrás por una mirada, por un gesto. La película de terror del 2014, plantea un interesante enfoque sobre los monstruos que habitan debajo de las camas.

Continúa leyendo «A propósito de: The Babadook, película 2014»

Mitos y leyendas: las mariposas negras (relato corto)

Esa noche un numeroso grupo de personas se reunieron en la plaza mayor para ver el tan esperado eclipse lunar. Los temerosos se quedaron en sus casas a la espera de las consecuencias de ese fenómeno, considerado como un mal augurio.

Continúa leyendo «Mitos y leyendas: las mariposas negras (relato corto)»
Laberinto. rboschetti

Laberinto (relato de un sueño compartido)

Cansadas nos fuimos a dormir. Las sombras que se movían en los párpados de Anier pasaron a los míos y luego a los de todas sus hijas. Una voz varonil con excelente pronunciación nos envolvió, sus matices entraron con rapidez a través de los oídos de todas nosotras.

Continúa leyendo «Laberinto (relato de un sueño compartido)»

A propósito de Tell Me Who I Am (2019, documental)

Tell Me Who I Am (2019) es una hora de documental inquietante, dirigido por Ed Perkins. En el sentido más íntimo Alex Lewis pone su vida en manos de su hermano gemelo Marcus, quien debe reconstruir su identidad. Al no ser ficción impacta mucho lo fuerte del relato y madurez del desarrollo de la conversación.

Continúa leyendo «A propósito de Tell Me Who I Am (2019, documental)»

Noche cerrada (relato corto)

Como era su costumbre desde que llegó a ese lugar salió a caminar. Esa mañana en particular le sorprendió la sonrisa de un extraño. Se atrevió a devolver el saludo, pero observó que la mirada del extraño lo traspasó y continuó su camino hasta reunirse con otro a quien iba dirigida la sonrisa. Cabizbajo continuó por las calles que ha recorrido en los últimos diez años en infinitas vueltas y aún son desconocidas para sus ojos.  

Continúa leyendo «Noche cerrada (relato corto)»

El expulsado: desplomada de la cima (10) Evitar la rutina (11)

Desplomada de la cima, privada de la gloria

Con las nuevas medidas del transporte la hora de llegada es justa, agotadora. Atrás quedaron, como algo que nunca ocurrió, los cafés pre-jornadas, las bromas y las charlas inconclusas de las mañanas. Saturnino Segundo no supo si los demás pasan por las mismas incomodidades con los autobuses de la institución, no se atrevió a preguntar por temor a parecer un inconforme. Nadie habla de ello. Lo mal que va el tráfico es aún el tema preferido a la hora de descanso, con los mismos «algos de siempre» y los rumores de última hora.

Continúa leyendo «El expulsado: desplomada de la cima (10) Evitar la rutina (11)»

El expulsado: como nave sin marinero (8)

En la mañana escuchó en eco a los medios de comunicación y se apresuró con su rutina, sabía que no era fácil encontrar un transporte. Atinó decirle a Bram desde la puerta «No puedo usar el coche, sólo circulan los autorizados».

Continúa leyendo «El expulsado: como nave sin marinero (8)»

El expulsado: coronado con prosperidad (4a)

Regresó a casa de sus padres y esa tarde fue igual a todas, parecía que nada hubiese pasado. Él y su «amigo» se refugiaron en la habitación, cerró la puerta con llave, dejó de nuevo a sus padres con sus voces llenas de reproches. Bram está algo hambriento, deseoso de hablar, pero también con ganas de escuchar sobre el día de Aarrnino, como acostumbra llamarlo.

Continúa leyendo «El expulsado: coronado con prosperidad (4a)»

El expulsado: Venus ordena precaución (4a)

Regresó a casa de sus padres y esa tarde fue igual a todas, parecía que nada hubiese pasado. Él y su «amigo» se refugiaron en la habitación, cerró la puerta con llave, dejó de nuevo a sus padres con sus reproches. Bram estaba algo hambriento, deseoso de hablar, pero también con ganas de escuchar sobre el día de Aarrnino, como acostumbra llamarlo.

Continúa leyendo «El expulsado: Venus ordena precaución (4a)»

El expulsado: poco duran seiscientas monedas (4b)

El cálido abrazo que recibe al llegar le hace comprender a Saturnino Segundo que estaba equivocado en cuanto a Bram: no está nervioso sino más bien relajado, a gusto, algo hambriento, deseoso de hablar y con ganas de escuchar sobre el día de Aarrnino, como acostumbra llamarlo. La alegría de verse por fin la podían manifestar sin tapujos, están solos.

Continúa leyendo «El expulsado: poco duran seiscientas monedas (4b)»

El expulsado: Ojos rebosantes (4c)

La alegría de verse por fin la podían manifestar sin tapujos, están solos. El cálido abrazo de Bram hizo saber a Saturnino Segundo que no está nervioso sino más bien relajado, a gusto, algo hambriento, deseoso de hablar y con ganas de escuchar sobre el día de Aarrnino, como acostumbra llamarlo.

Continúa leyendo «El expulsado: Ojos rebosantes (4c)»

El expulsado: quiera la fortuna, lo que imaginé en mi mente (4a)

Frente a su escritorio, hundido en la silla, la jornada fue en apariencia igual a muchas, solo que en su mente ronda el deseo de encontrar una salida por sí mismo. La vista hacia el ventanal le recordó a Saturnino Segundo lo que dijeron las barajas: Prudencia.

Continúa leyendo «El expulsado: quiera la fortuna, lo que imaginé en mi mente (4a)»

El expulsado: precaución, As de copa invertido (4a)

«Vivo nervioso» pensó mientras intentó trabajar y escuchar su música, en el cubículo que comparte con Anier.

🔉… Perdona por no hablar de lo nuestro♫ cuando tuve que hablar…♪♪

Continúa leyendo «El expulsado: precaución, As de copa invertido (4a)»

El expulsado: sabrá comprender, pero ¿escuchar? (4c)

Se tranquilizó al pensar que podía confiar en ella, luego de haber compartido confidencias en el pasado. «Sabrá comprenderme, pero ¿escucharme?» se preguntó Saturnino Segundo al superar esos ojos color de miel que con eventualidad se posan en los suyos.

Continúa leyendo «El expulsado: sabrá comprender, pero ¿escuchar? (4c)»