El arte en la calle

Tiempo estimado de lectura: 7min 33sec.

Como he dicho en muchas ocasiones, el artista siempre encuentra la manera de plasmar su visión personal y única del mundo. El resto de los mortales podemos apreciar su discurso, comprenderlo o no, aceptarlo, hacernos eco de sus mensajes, negarlo o ignorarlo, pero hagamos lo que hagamos el trabajo queda plasmado y con él sus ideas.

La mayoría de las veces para conocer el trabajo/propuesta de los artistas plásticos, saber quiénes son y cuáles son sus redes sociales (si es que están en ellas) hay que acercarse a las galerías o museos o estar atentos a las noticias (oficiales y las de las redes). Podríamos pensar que esto solo pasa con el arte tradicional que se expone en lugares determinados, pero ocurre algo similar con el arte urbano: lo encontramos en los medios, subidos por los mismos creadores o gracias algún espectador que las fotografío y compartió, cuestión que no se puede realizar en las galerías y museos ya que allí las fotografías, por razones de seguridad, no son permitidas.

Hoy en día la obra de Banksy no es desconocida para nadie, aunque no todos los hemos visto de forma presencial y esto es gracias a la difusión de los medios televisivos que lo han convertido en una especie de representante del status quo a pesar de que sus obras son mensajes de protesta contra el mismo sistema que lo ¿avala o promociona? No sabría definirlo, pero ya sabemos que sin un «mecenas» el artista permanece en el anonimato aun cuando su trabajo sea excelente.   

Graffiti urbano en una calle de Sevilla. España.

Ahora bien, lo interesante del arte urbano es que se nutre de un sin fin de anónimos a los cuales tenemos acceso en las calles de casi todos los países del mundo.

Algunos son perseguidos o negados como artistas, pero sus obras está allí en algún lugar y podemos conocerlas gracias a la intervención del público en las diferentes redes. Aunque no recordemos sus nombres, por lo general sus mensajes nos llegan y muchos de ellos, al estar por lugares que frecuentamos, ya son parte de nuestras vidas.

Al igual que el arte urbano o el grafiti, las esculturas también toman las calles y en ocasiones son esculturas vivientes. En algunos lugares podemos encontrarlas. Estas son las que acostumbraba contemplar (y espero volver a verlas) en la avenida de la Constitución, en Sevilla, España.

Son propuestas de diferentes artistas que se integran al paisaje urbano, con un mensaje claro y alegre.

También hay esculturas que están en espacios públicos y son obras encargadas por los representantes del estado. De cualquier forma (encargo o espontáneo) ambas expresiones son propuestas con mensajes propios y al estar en las calles son accesibles a todo público. De ellas son muchos los ejemplos que se pueden citar, pero por razones obvias de espacio y tiempo elegí algunas por sus diferentes temáticas.

Comienzo con las obras del Austríaco Manfred Kielnhofer, que se han expuesto en muchos lugares y países. Siendo las más emblemáticas las llamadas los Guardianes del Tiempo.

El proyecto de arte callejero «Guardianes del tiempo» de gira en Venecia, Plaza de San Marcos 2011
Guardianes del Tiempo
Festival de las Luces (Berlín) 
2011
Steyr, gigantes del viejo mundo 2020
Vaartkapoen (1985)

La escultura “Vaartkapoen “de Tom Frantzen, en Bélgica es un claro ejemplo de que el humor también está presente.

Y los animales no pueden faltar, son parte de nosotros. En las esculturas de bronce “Mustangs of Las Colinas” del artista Robert Glen, ubicadas en la Plaza Williams en Las Colinas, en Irving, Texas, se puede apreciar la belleza de los caballos y el movimiento de ellos es muy realista.

Y no puedo dejar de mencionar el trabajo de Hernando Tejada y su hermosa obra El Gato Del Río que conquistó muchos corazones… y hasta encontró novia.

Estas son algunas de sus posibles novias, también conocidas como «Las gatas del gato» o simplemente «Las gatas». Arte urbano de la ciudad de Santiago de Cali, Colombia.

Decorativa. Lorena Espitia.
Engállame la gata. Ana María Millán Strohbach.
Gata dormida, aquí y allá. Adriana Arenas Ilian.

Publicado por rosaboschetti

Relatos, historias, ilustraciones… y flexiones sobre arte

6 comentarios sobre “El arte en la calle

  1. Hola Rosa, he descubierto tu blog por casualidad. Me parece muy interesante tu enfoque sobre el arte. Y, sobre todo, tu esfuerzo por hacer visible todo aquel arte que, por ciertas circunstancias, permanece durante años en el anonimato. La mayoría de obras contienen tantas historias entrelazadas que es complicado en un sólo vistazo captar su profundidad. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola sergimblanco. Muchas gracias por tus palabras. Me alegraron el día. De eso se trata, de dar visibilidad a todo aquel que por diversas razones están en el anonimato y tienen propuestas artísticas de interés. No es arte todo lo que está en los museos y galerías y somos muchos los «nadie» en el mundo del arte. Un abrazo 🐾

      Le gusta a 1 persona

      1. Me alegra que mis palabras te animaran. Me apasiona la cultura y el arte. Y, como dices, a veces hay obras en los museos que, desde mi punto de vista, no deberían considerarse obras artísticas. Muchas no tienen profundidad, no tienen alma. Un abrazo

        Le gusta a 1 persona

        1. Hola sergimblanco. Yo creo que cuando el artista trabaja porque es parte de un engranaje, se convierte en un trabajador que realiza cosas «bonitas» o no, de acuerdo a sus capacidades técnicas, pero no transmite. Porque eso llamas «profundidad y alma» es la propuesta misma, la esencia del individuo que se vuelca en cada trazo de su obra. Un abrazo 🐾

          Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: