A propósito de American son (2019)

American son dirigida por Kenny Leon. Basada en la obra de Broadway, del mismo nombre, de Christopher Demos-Brown quien también escribió el guión de la película.

Para ver si quieres:
Luchar😎😎😎
Pelearte con el mundo😕😯😶
Pensar🤨🤨🤔🤔
Test de Bechdel
Ver tabla completa aquí

En una comisaría de Florida, el tiempo pasa despacio y la tensión aumenta de prisa mientras una pareja interracial separada busca respuestas a la desaparición de su hijo.

La discriminación racial en los Estados Unidos es un tema muy trillado en películas, series, novelas y demás géneros desde hace mucho tiempo. Ver American son fue una decisión en una tarde de lluvia y un poco de fastidio. Sin embargo valió la pena, me atrapó desde el primer momento con una serie de virajes de interpretación de palabras que, sin ser una representación de enredos, te plantean varias posibilidades de un hecho desde diferentes puntos. ¿Será porque el escritor es, además, abogado litigante?

“Reconoció no haber escuchado a su compañera cuando le advirtió de ponerse cera en los oídos y por ignorarla fue abducido por los cantos de las sirenas, convirtiéndose en un títere, víctima de su propia vanidad” Malas decisiones

La raza no es la madre del racismo, sino su hija. Ta-Nehisi Coates

Demos-Brown es un abogado litigante de Miami y dramaturgo de Broadway, ganador (como director) de un Tony. En una entrevista en Broadway Buzz declara “La ley de juicio es inherentemente contradictoria en el sistema legal estadounidense… y el buen drama implica conflicto. Como abogado litigante, lees muchas transcripciones después de escuchar a las personas hablar, así que ves cómo las palabras se traducen en una página, lo que también es útil. Y ser abogado también te permite involucrarte en muchos problemas diferentes y tratar con las personas cuando están en su mejor momento y en su peor momento, que es lo que creo que quieres ver en el escenario ”.

Película con formato de teatro. Se desarrolla en un salón abierto, minimalista. La acción está dada por los diálogos cargados de conceptos y agresiones veladas. Sin ser una obra intimista me hizo sentir que actuaban sólo para mí. Me encantó. A pesar que el tema central es la discriminación racial, en el desarrollo de la trama, Demos-Brown aprovecha para plantear otros tipos de exclusiones sociales y es posible que alguno te toque y te identifiques con una de esas situaciones.

Son cuatro los personajes que aparecen en la película y a través de sus relatos y referencias comenzamos a conocer a un quinto individuo que no llega aparecer pero que por la descripción que hacen de él y de acuerdo a nuestros propios prejuicios, le daremos un cuerpo y personalidad.

También pone de manifiesto la manipulación desde diferentes puntos de vistas: el funcionario conocedor de la realidad que no le conviene revelar y se escuda tras su pequeño poder; la mujer tratada como «persona nerviosa» (por no decir histérica); el hombre visto como un igual al que se le deben dar respuestas lógicas; la madre abnegada, maltratada y sufrida; el padre preocupado, consciente de su distancia pero perdonado por su arrepentimiento; la de la mujer humillada, marginada, maltratada; la del marido humillado, maltratado; la del marido arrepentido y por último la del poderoso que tiene la respuesta a la pregunta inicial que hace la protagonista y a la cual se suma el ex-marido: ¿Dónde está mi hijo?

Ante este juego de roles, aparece el cuarto personaje: el jefe de la policía quien también recurre a varias estrategias para que los padres caigan en la culpa, las acusaciones mutuas, el resentimiento como pareja y como padres. Cuando están agotados y en un estado de total desasosiego el jefe de la policía desvela lo ocurrido. Ya, convencidos de su culpa, no tienen palabras para oponerse a la explicación que les han dado.

La forma como está planteada la desmoralización de los personajes es tan fuerte y realista que me estremeció. Para finalizar reconozco que me quedé pensando en algunas situaciones personales donde sentí que «desde el cariño» me dieron gato por liebre. Es una buena película para reflexionar.  


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .