A propósito de: Hater (película 2020)

El personaje principal de Hater es un experto manipulador que logra trabajar en una empresa que se dedica a “crear opiniones” en las redes sociales. Es interesante que, aunque sepamos que esto ocurre con más frecuencia de la deseada, este tipo de película genere un impacto de alarma.

Algunas críticas la proclaman como una propuesta aleccionadora para los jóvenes, sin embargo creo que va más allá. Muestra precisamente el mundo en el cual se desenvuelven, sus posibilidades de futuro y como éste puede ser truncado a capricho (lo digo por los personajes de los blogueros afectados) Pienso que la película no busca aleccionar, sino reflejar parte de nuestra realidad. Parece que se nos olvidó que es responsabilidad de cada individuo repetir o no, como una verdad absoluta, lo que escucha/ve/lee en los medios de comunicación, oficiales o los llamados informales, sin que esta información pase por su mente analítica.

La puedes ver si quieres:
Asustarte/Asombrarte😯😨😰😱
Pelearte con el mundo😎😎😎
Pensar🤨🤔🤔🤔🤯
Test de Bechdel
ver  tabla
Un joven triunfa en el turbio mundo de las tácticas de desprestigio en las redes sociales. Poco después, ese veneno virtual tiene consecuencias en el mundo real.

Hay un listado de películas sobre uso y abuso de las redes sociales que terminan en terribles consecuencias por la sobre-exposición de sus protagonistas en ellas. En este caso Hater, dirigida por Jan Komasae, muestra el otro lado de la moneda, a los que están detrás de la cortina obrando su magia para perjudicar a terceros. Se pasea sin piedad por el modus operandi de estos hacedores de opiniones.

No se muestra a un troll o hater a nivel usuario, es decir esos provocadores que destilan odio sobre los contenidos y opiniones de otros solo por placer o tal vez profesión. Desde que aparecieron estos individuos de cuentas dudosas y sin ningún aporte más allá de apabullar generalmente a quienes tienen opiniones políticas deferentes me dieron la impresión de estar al servicio de algo, léase una causa, o de alguien. Me resulta ingenuo pensar que actúan por voluntad propia y sin fines de algún tipo. Además coinciden en muchos aspectos como para creer que son espontáneos. Pero de vuelta a la película, Tomasz (Maciej Musiałowski) no es un usuario ocioso sino un pillo al que su entorno subestima. Su personaje está bien construido, vemos su motivación y la torpeza que desea que veamos (similar a la que le muestra a los demás personajes) Tomasz nos confunde. Pero parece que esto es una característica de los thriller polacos, como señala Peter Debruge (The Hater’ en Netflix: revisión de la película), que dan el giro argumental a partir de que el público subestime al protagonista. Solo que en este caso termínanos por subestimar a la toda poderosa opinión del público.

Terminé de ver Hater y no pude evitar recordar la explicación metafórica de Platón en la alegoría de la caverna sobe la situación en que se encuentra el ser humano respecto al conocimiento. Claro que él se refiere al conocimiento de las Ideas, al verdadero y universal y por lo tanto al auténtico conocimiento, es decir, a la ciencia (episteme). Y que lo contrapone al conocimiento que se tiene a partir de los objetos y los seres del mundo sensible que sólo producen opiniones y por lo tanto no es un auténtico conocimiento. Mucho ha llovido desde sus palabras dichas años antes de Cristo hasta ahora. La verdad, como conocimiento de las Ideas, absoluta y universal se ha movido de su pedestal. En la actualidad hay un desplazamiento hacia la opinión, siguiendo con Platón, el conocimiento que tiene por objeto los seres del mundo sensible es el mundo de las redes, de la publicidad y de la todopoderosa opinión pública si se me permite el paralelismo.

Si la verdad es absoluta o no, universal o cuestión de perspectiva es otro tema que por los momentos no viene a colación. El tema de la opinión elevada a certeza, a verdad (platónica, es decir universal y absoluta) el carácter irrefutable del testimonio como arma arrojadiza y justificación para hacer ventas, como línea editorial, para construir una imagen personal, de empresa o política es el punto que me ha llamado la atención y el eje principal de la trama de la película.

En esta alegoría de la caverna, Platón se refiere a que en sentido figurado nos encontramos, desde que nacemos, encadenados dentro de una caverna y estando allí, las sombras que vemos reflejadas en la pared las consideramos reales, son nuestro mundo. Se me ocurre pensar que al no salir de nuestras propias burbujas de información y mirar al mundo a través de los ojos de otros nos alimentamos de sus visiones y abalamos esos testimonios presentados como verdaderos, sin cuestionarlos previamente.

No se trata de que tengamos una venda en los ojos, ni que veamos sombras o copias de lo verdadero, es que hemos eliminado capas de los niveles de realidad. Las paredes imaginarias de nuestra burbuja se hacen más fuertes en cada repetición aceptada. Creemos estar o ser parte de esa realidad compartida y sin darnos cuenta nos aislamos. Como mansos corderitos nos acomodamos en nuestra propia caverna (si seguimos con la alegoría), felices en el plano de las conjetura (eikasía) damos por ciertas cosas que no son directamente perceptibles, demostrables ni intuibles. Para Plantón en este nivel tan bajo de conocimiento (el de la conjetura) están los personajes de la mitología, las invenciones de los poetas, las ficciones en general (a este nivel de conocimiento pertenecen las artes o conocimientos técnicos y las actividades creativas o productivas) en buena medida la actualidad confunde muy bien la realidad y la ficción.

Como dato curioso: “[…] el 58% de encuestados de menos de 20 años de edad afirman que Sherlock Holmes sí existió en realidad, mientras que el 23% cree que Winston Churchill fue un personaje ficticio. Además, para el 47% de los encuestados Ricardo I de Inglaterra, (el famoso Ricardo Corazón de León) jamás fue monarca de dicho país, y fue inventado por el escritor Walter Scott y otras fuentes “fake”. Lo más curioso es que el 4% de encuestados aseguran sin dudarlo que Cleopatra, Gandhi y Charles Dickens (el príncipe de las letras inglesas del XIX) fueron entes de ficción” Esta encuesta la cita un blog vecino de Bloguers.net en Sherlock Y Las Cataratas De Reichenbach (Parte I) | Marcosplanet y con fecha 3 de febrero, 2008 eluniverso.com publicó: Sherlock Holmes existió de verdad, pero no Churchill (ver noticia)

Es interesante el enfoque del joven protagonista Tomasz, quien se da cuenta de la importancia del testimonio y de la relativa facilidad con la que éste es aceptado. Su mente táctica ve que si esas personas/instituciones generan confianza el mensaje que transmitan se convertirá en información “verdadera” de forma casi automática, sin resistencia. Así que él miente, manipula y saca a relucir todo su ingenio hasta que encuentra su camino, el que lo llevará al éxito.

Aviso que no es una película con final feliz o maniqueo, no hay buenos ni malos, se mueve con muchos grises sociales y a nivel de personajes con muchos matices en sus psicologías, no hay personajes planos (un aspecto interesante dentro del guion es precisamente la motivación de cada uno)

Tomasz (Maciej Musiałowski) y el diputado Pawel (Maciej Stuhr)

No tiene un gran despliegue técnico ni visual, es un concepto desarrollado sin necesidad de artilugios, las actuaciones dan los matices, los planos de color la atmósfera y la historia es potente. Aunque sí es cierto que nos podemos encontrar con escenas algo predecibles y otras que parecen sacadas de la fantasía, pero que pudieran ser parte de una realidad que desconocemos y eso es lo interesante: ¿damos por verdadera esta historia? No todos estamos detrás del telón, así que no podemos ver quién y hacia dónde se mueven los hilos. Desde nuestra burbuja no podemos apreciar si en verdad algunos hechos son reales o son parte de las sombras de nuestra propia caverna.

La historia está enmarcada en la desigualdad social: básicamente el trato de favor hacia los menos afortunados, los que necesitan de la caridad de los adinerados emergentes para labrarse un futuro a cambio de pleitesía por quien no será reconocido nunca como un igual. Por otro lado contrapone las inmejorables ventajas y oportunidades de los niños acomodados que no saben qué hacer de sus vidas, como por ejemplo Gabi (Vanessa Aleksander) quien es el amor casi imposible de Tomasz y contrasta con las oportunidades de Guzkowski (Adam Gradowski) y el propio protagonista. Por cierto Guzkowski fue un personaje que me llamó mucho la atención, por lo realista. Aparentemente es un niño perdido (a lo Peter Pan) luchando por una causa que ni conoce bien, pero es otro intento de que subestimemos a los personajes «desfavorecidos», tiene su mente clara, sus motivaciones muy bien enmarcadas y desarrolladas a lo largo del films. Él como Tomasz optan por salir del determinismo que los encubre. Hater respondió una pregunta que me rondó durante el tiempo que conocí a uno como Guzkowski (versión española, claro) y es que la aparente confusión de realidad y ficción no es tal llegada la hora de jugarse la vida, está bien como evasión, como pose complaciente y mientras se cumple el rol social asignado.

Tomasz entra en la industria del descredito y Hater resulta ser lo que está detrás del mago que está detrás de la cortina. Si dejamos a Platón y su alegoría a un lado y vamos a nuestras referencias de ficción nos daremos cuenta de que el mundo en donde él encaja y desde el cual nos «informa» sobre lo que debemos pensar, sentir, comprar y apoyar es lo que mantiene a Oz funcionado, es el hacedor de contenido/información que mantiene al mago dentro del halo de misterio, o tal vez el mago de OZ no sea tan inocente y sea un cínico al nivel de Tomasz Giemza, en cualquier caso hemos caminado mucho y avanzado poco.

Maciej Musiałowski (Tomasz) y Agata Kulesza (jefa)

Hater se entiende con independencia de su predecesora Sala Samobójcówes (La habitación del suicidio 2011) del mismo director y en donde al parecer los personajes se entremezclan como un juego. Señala Peter Debruge en el mismo artículo que mencioné arriba “que muchos de los detalles de The Hater se refieren a esa película anterior, que los espectadores curiosos pueden ver gratis a través de Kanopy en los EE. UU. Por ejemplo, el nuevo empleador de Tomasz ( Agata Kulesza) es la madre de la víctima en Suicide Room” Espero que Netflix se apiade de nosotros y nos ponga también la La habitación del suicidio, como saben me encanta eso de tejer con los personajes.


4 comentarios sobre “A propósito de: Hater (película 2020)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

ore de drum

impresii de călătorie, artă, cultură, spiritualitate, gastronomie, vinuri

El Peregrino de Casiopea

Relatos breves, lecturas rápidas.

cuentos del calamar lunar

Algunos cuentos y poemas, que navegan las noches de luna llena, por su cara oculta, y deja caer sobre las nubes, el calamar que habita el único mar lunar. Cuentos y poemas recolectados, entre los vaporosos desgarros de esas mismas nubes.

O. Mejia, Arte y Cultura

SE NOTIFICA QUE TODO EL MATERIAL GRÁFICO EXPUESTO EN ESTA PÁGINA ESTÁ PROTEGIDO POR EL DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL 'LA DIRECCIÓN NACIONAL DEL DERECHO DE AUTOR (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Buenos Aires - Argentina) Expediente N° 5055435' ------------POR LO QUE QUEDA PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL, SIN LA AUTORIZACIÓN ESCRITA DE SUS PROPIETARIOS.------------

www.rirca.es/

Representación, Ideología y Recepción en la Cultura Audiovisual

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

la secretaria del marqués

amores perdidos, noticias inútiles, textos propios y ajenos. ¡Ultimas informaciones de Petibonia, país algo imaginario. by Princess!, corresponsal desde la divina Buenos Aires

A %d blogueros les gusta esto: